Gales: Gary Hunt gana en casa

El podio de la Red Bull Cliff Diving en Gales
Su victoria en Gales es extra especial al producirse en casa ante su público.

Vencer en Gales es muy especial para Gary Hunt, el campeón de la Red Bull Cliff Diving World Series.

El británico robó el protagonismo y el primer puesto del podio a Artem Silchenko y Orlando Duque ante millares de aficionados locales que agotaron las entradas en el Red Bull Cliff Diving World Series de Pembrokeshire. Hunt, de 29 años, lidera la clasificación general y va en busca de su cuarto título de la Serie Mundial cuando sólo quedan dos de las ocho paradas de la gira mundial por celebrarse en Brasil y Tailandia.

Más de 5.500 espectadores tuvieron la suerte de tener las entradas para los días del evento que se celebró en el suroeste de Gales y fueron testigos de una competición épica con 14 atletas de nueve países diferentes lanzándose desde 27 metros de altura.

Para Hunt, no era necesaria una motivación extra y gracias a su impresionante repertorio que incluye una triple quad, con cuatro vueltas y tres saltos mortales, consiguió acumular 510,90 puntos después de cuatro rondas de saltos.

A pesar de todo esto, el británico no se aseguró de la victoria hasta que acabaron todos los saltadores. Hunt tuvo que esperar a la última inmersión de Artem Silchenko antes de celebrar la victoria, que consiguió por un margen de apenas ¡1,65 puntos!

"Es increíble", dijo Hunt. "En tantas entrevistas antes del evento había dicho que quería ganar que incluso si hubiera acabado segundo, yo no habría sido feliz. ¡Tenía que ganar aquí! Estuvo muy ajustado, pero me las arreglé para ganarlo. Ví que el salto de Artem no fue del todo vertical, pero apenas salpicó al entrar en el agua, así que sólo quería ver las puntuaciones porque sabía que iba a estar muy apretado y al final fue apenas por algo más de un punto. El público de hoy ha sido increíble. Ésta fue sin dudas mi parada favorita el año pasado, así que cuando supe que volvíamos esta temporada yo estaba super motivado. Tanto Artem como yo tenemos opciones para ganar el título, pero no descartes aún a Orlando".

Apoyados por la hinchada local, los tres participantes del Reino Unido se clasificaron por primera vez para la última ronda de una prueba, sólo reservada para los ocho mejores. Mat Cowen terminó en un impresionante quinto lugar.

"Ha sido mi mejor resultado del año ante mi público y en el mismo sitio donde debuté en la competición de Red Bull. Todo ha encajado a la perfección en esta competición para mi. Estoy recibiendo cada vez mejores puntuaciones y progresando en las clasificaciones. ¡No hay nada mejor para mí que sentirme como me siento ahora!".

Los saltadores tendrán unos días para descansar y entrenar ya que la Serie Mundial vivirá un paréntesis de dos semanas y regresará en Niterói, Río de Janeiro (Brasil).