Ángeles de la guarda del clavadismo

Safety divers
La importante función de los buzos y de la seguridad en el agua en este deporte de alto impacto

Un penetrante silbido rompe el silencio sólo segundos después de que el clavadista Sergio Guzman entró de pecho contra el agua a 85km/h. Los buzos reaccionan de inmediato; ellos se sumergen para traer al clavadista inconsciente hasta la superficie, fijar la cabeza del mexicano y llevárselo en la camilla. Momentos después el mexicano levanta su brazo y saluda a la multitud. Un gran alivio para los atletas, que acaban de presenciar un escenario de rescate impecable después de una fallida entrada. Su confianza en los buzos es inspirada.

Hassan Mouti, director de la competencia del Red Bull Cliff Diving, explica: "En el clavadismo todo puede ir mal, puedes sufrir una lesión en el cuello, en la espalda, en las rodillas, te puedes herir el coxis, o separar la pelvis. El listado de posibles heridas es inmenso. El rol principal de los buzos es la seguridad si algo mal sucede, sin embargo, siempre están en contacto con el clavadista. Son los últimos que ven los clavadistas cuando dan el 'visto bueno' y los primeros que ven cuando salen del agua, así que es una relación la que tienen." Mouti, quien terminó su carrera de clavadismo en el 2013, sabe precisamente lo importante que es la seguridad en el agua en este deporte. Estrelló contra el agua en una sesión de entrenamiento en el 2011 y terminó en el hospital con un pulmón contusionado.

Los buzos se están estratégicamente ubicados, con la fuerte corriente del rio en Mostar se afirman en flotadores, y tan pronto el clavadista se acerca al agua sueltan al flotador y siguen al clavadista bajo el agua, hacen giros y dan vueltas para asegurarse que todos estén a salvo. "No es una tarea fácil ser buzo o parte del equipo de seguridad médica aquí en Mostar y les saco el sombrero y les doy gracias a ellos por siempre mantenernos a salvo", nos cuenta el estadounidense David Colturi"hacen un muy buen trabajo y nos deja tranquilos saber que tenemos a personas tan talentosas y enfocadas que velan por nuestro bienestar."

Se llevan a Sergio Guzmán en lancha rápida tras un impecable rescate bajo el agua en Mostar. Foto: Dean Treml/Red Bull Content Pool.

Conocer a los buzos abajo en el agua significa quitarse un gran peso de encima para los atletas cuando están en las plataformas a alturas de 21m y 27m. Lo sabe muy bien Rhiannan Iffland, vigente campeona de Australia, "te puedes imaginar el impacto, se siente como si fuese hormigón a veces, incluso si haz realizado una entrada perfecta". La presencia del equipo de seguridad nos da una sensación de seguridad y protección antes de cada salto, donde el miedo es omnipresente y absolutamente necesario, como nos explica Adriana Jimenez: "Si no sientes ese miedo dentro de ti, algo saldrá mal, porque ese miedo significa que respetas la altura, te hace sentir consciente de todo."

La altura precisa es otro factor crucial en el clavadismo. "Porque esa es la cantidad de tiempo que estarán en el aire, para que puedan calcular bien los tiempo dentro de los saltos y conseguir una entrada perfectamente vertical", explica el director deportivo Greg Louganis, "el objetivo de todos es desaparecer al entrar al agua, como Jonathan Paredes." El mexicano de 28 años, es conocido por su técnica impecable en el aire y sus entradas limpias, altas y fuertes.

El impacto al entrar al agua con velocidades de hasta 85km/h es muy fuerte, imagínate chocar contra el agua en diferentes ángulos y puntos de las extremidades - siempre hay que estar muy consciente del peligro del agua. "Los buzos sienten que son sus tus ángeles de la guarda, tus hermanos y hermanas, porque están ahí cuando entras chocando contra el agua", señala Colturi. "Se aseguran de que estés bien, les chocas un cinco cuando vuelvas a salir del agua, son tu primer y último punto de contacto en cada salto."

Los "ángeles de la guarda" del Cliff Diving se reúnen para una foto en el rápido río Neretva bajo el puente Stari Most. Foto: Predrag Vuckovic/Red Bull Content Pool.

Para los hombres y las mujeres tras los trajes y máscaras, la seguridad de cada uno de los clavadistas es la máxima prioridad y el rescate de Sergio Guzmán durante la penúltima parada de la Serie Mundial 2017 fue parte de su labor. El joven de 26 años fue dado de alta del hospital y ya regresó a México.

Mira la repetición de Mostar

Reviva la acción on-demand en www.redbullcliffdiving.com y en Red Bull TV.  Red Bull TV esta disponible en TVs conectados, videoconsolas, dispositivos móviles y más. Descubra más en about.redbull.tv

Lee y ve más sobre Red Bull Cliff Diving aquí